Sábado, 19 de junio de 2021

Thauvin, campeón del mundial de fútbol en Monterrey

Pues el deporte es eso, la sorpresa de la victoria, de los pequeños sobre los gigantes, De David contra Goliat, del esfuerzo, de la justa deportiva, de la saña y hazaña.


Por rotativoenlinea.com

16 de mayo de 2021 Actualizado a las 23:05:08

Naum Roblero / rotativoenlinea.com

Estás en Monterrey, Nuevo León. En la calle, en las plazas, en el transporte público, prácticamente en todas partes, un atuendo representativo de los regios son las playeras de fútbol: Rayados y Tigres. Los colores de dichos equipos forman parte de la cultura.

Cuando de fútbol se trata, una de las mecas del fútbol mexicano es Monterrey. Cuando juegan dichos equipos, de modo general, los regios están al pendientes de dichos encuentros regionales. Uno sabe que está en territorio de fútbol. No solo tienen un equipo sino dos para representar y entretenerse a sí misma.

El fútbol en Monterrey es una religión. La catedral, el estadio. Los jugadores los patrones de la devoción. No hay tiempo para otras cosas pero para esta nueva religión si la hay.  

Tigres tiene nuevo jugador. Es Florien Thauhin.  El seleccionador Deschamps lo incluyó en la lista de 23 jugadores para el Mundial De Rusia 2018 donde salieron campeones. Jugó un minuto contra Argentina en cuartos de Final. Thauvin está cotizado por el sitio Transfermarkt en 28 millones de euros, convirtiéndose en el futbolista más costoso de América Latina, superando a.Gabriel Verón del Palmeiras (25 mde), Gabigol del Flamengo (20 mde) y Thiago Almada de Vélez (20 mde).

Mientras otros jugadores mexicanos emigran a una liga de menor nivel como la MLS, a México llega un campeón del mundo.

Con ello, el nivel futbolístico de la liga mexicana adquiere críticas  nuevas. Recordemos la llegada de Ronaldinho a México. México es un país de cultura futbolera. En cada pueblo remoto de México hay fútbol. En los fraccionamientos presidenciales también hay fútbol, pues este deporte es practicado por todas las clases sociales. Un deporte colectivo dónde México aún no ha cosechado grandes resultados en los mundiales pues es una cultura reflejada. Por que ganar en un deporte colectivo como lo es el fútbol requiere de trabajo de todas las partes. México tiene grandes atletas en deportes individuales. Pero en este deporte aún falta sentar bases sólidas para trabajar en equipo. Es decir, dejar a un lado la idiosincracia individual y pasar a la colectiva.

Se habla de un quinto partido. México ya lo ha hecho. Los periodistas hacen la nota con dicha sentencia.

Ha llegado un campeón del mundo de fútbol a la liguilla mexicana. Otros se han ido en la MLS, aún en construcción, pues es bien sabido qué hay  mejores  sueldos que en la liguilla mexicana y en otras ocasiones, oportunidades para jugar pues aquí en la liga nacional no la tuvieron.

Los comentarios continuarán a la llegada de este jugador francés. Por supuesto, serán de verlo jugar.

Por otro lado, quedamos a la expectativa de promover a jugadores nuevos y que sean mexicanos y debute en la liguilla. Pues trabajar a los jugadores nacionales pone también a Mexico en mejorar la calidad de jugadores y con ello, una gama de jugadores para competiciones.

Pues el deporte es eso, la sorpresa de la victoria, de los pequeños sobre los gigantes, De David contra Goliat, del esfuerzo, de la justa deportiva, de la saña y hazaña.