Miércoles7 de diciembre de 2022

Sobre tus espaldas, Madre Sierra 41

El fogón prende de madrugada / Sus llamas que reavivan tu anhelo / Que la lucha que cubre tu negro pelo / Sea tu compañera en esta odisea


Por rotativoenlinea.com

12 de septiembre de 2022 Actualizado a las 10:09:55

La llama de la fe

Hipólito PS. / rotativoenlinea.com 

A Emi Lineth, niña de luz.

La primavera susurra un canto

Que vacía el rescoldo del ayer

Una golondrina surfea el cielo al ver

La llegada de tu efervescente encanto


La prisa del tiempo es una cadena

Y tus manos toman con libertad

Las llaves del reino de tu humildad

Abren cualquier puerta de amor y condena


Tu risa que recorre todo rincón

De aquellos días de tu infancia

Son hoy la dulce y fiel fragancia

De tu futuro que no es una ilusión


Doncella que arropa sabiduría

Me enseñaste que nada es imposible

Si las golondrinas cantan lo inaudible

Tú traduces tu presente en suave melodía


Seguirá tu lumbrera derrotando molinos

Y la luz a veces será nítida

Pero tubo tez de primavera límpida

Arrollará hasta la oscuridad de errores y atinos


No todo debe decirse con palabras y voces

El real mensaje se aspira con los días

Que traen su afán en sus líneas

Recuerda que cada vez que caes creces


El mundo se abre de par en par

El cielo te cobija en otro escalón

Que tu fe te guíe y que la razón

Haga siempre a tu corazón brillar


El fogón prende de madrugada

Sus llamas que reavivan tu anhelo

Que la lucha que cubre tu negro pelo

Sea tu compañera en esta odisea


Y siempre serás nuestro orgullo

Porque nos enseñaste que las sonrisas

Soplan de raíz a las cenizas

Niña de luz, en mis versos siempre te arrullo.