Lunes17 de junio de 2024

Encuentro binacional, en el XXIII Festival Internacional de las Culturas y las Artes Rosario Castellanos

Se fomenta los derechos culturales y la paz social, con el compromiso de generar espacios que abonen la promoción de proyectos de la comunidad creadora.


Por rotativoenlinea.com

30 de octubre de 2023 Actualizado a las 09:10:25

Como una forma de fortalecer la unidad cultural de dos naciones: México y Guatemala, se llevó a cabo el concierto del Ensamble Binacional Maya-Chuj, Yall nab’il komam kicham, en el segundo día de actividades del XXIII Festival Internacional de las Culturas y las Artes Rosario Castellanos, en Comitán de Domínguez.

Desde el escenario del Foro Principal del Festival, un grupo integrado de niñas y niños, ejecutaron paisajes sonoros que identifican al pueblo Maya-Chuj; ya que, unidos por la música tradicional, la historia y la cultura, presentaron un selecto repertorio en donde destacaron la habilidad, el dominio y la destreza que tienen con la marimba.

El Ensamble Binacional Maya- Chuj es un proyecto socio-formativo perteneciente al programa “Cultura Comunitaria” del Sistema Nacional de Fomento Musical. Su motivación primordial es el desarrollo humano a través de la música olvidada de los antepasados y la disciplina artística, redescubriendo las costumbres y tradiciones Chuj en ambos lados de la frontera entre México y Guatemala.

Entre las canciones que interpretaron en la noche musical de la Ciudad de las Flores, fueron Sal Negra, la cual retrata la historia de cuando la gente de la comunidad Chuj se enfermaba y viajaba hacia San Mateo, Guatemala, para curarse con la sal.

“Es una canción también de despedida; un anciano hace este viaje para tratar de curarse y tal vez no vuelva. Esta canción se la queremos dedicar a nuestros difuntos, a nuestros ausentes y a los que están luchando por su vida en estos momentos”, dijo el director artístico, Carlos Arturo Tapia Raymundo.

Cabe destacar que, a través de la música tradicional, el ensamble despierta la memoria colectiva de un pueblo, inspirándolo a conservar su identidad y que, gracias a ello, ahora se reconocen como comunidades chuj con el propósito de retomar su idioma y sus tradiciones.

Este concierto que duró aproximadamente una hora, no solo se une por su cercanía fronteriza, o por la lengua, sino también por el instrumento de percusión: la marimba, madera que canta y que resuena como eco en los corazones de los escuchas.

Con esto, el Gobierno del Estado de Chiapas, el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes y el Ayuntamiento de Comitán de Domínguez, fomenta los derechos culturales y la paz social, con el compromiso de generar espacios que abonen la promoción de proyectos de la comunidad creadora.

El XXIII Festival Internacional de las Culturas y las Artes Rosario Castellanos, tiene un amplio programa pensado para todos los públicos, desde las infancias, juventudes y adultos, que suman valor cultural individual y colectivo con sus diversos eventos.