Martes16 de julio de 2024

Lucha Estelar, un cortometraje por Raúl Ramírez

En el cortometraje el artista menciona que la lucha libre es un deporte que ha sobrevivido el paso del tiempo y que constituye un legado de la cultura popular en el país.


Por rotativoenlinea.com

23 de junio de 2024 Actualizado a las 23:06:45

Raúl Ramírez ha vivido en un mundo de inevitable arte. En su adolescencia, la plástica era una sombra velada inocente pero fiero asombro ante los cuadros de todos los museos y bastarían unos años para que se diera cuenta de que no había otro camino posible que la apuesta por el arte. 

Entre estos dos momentos de su vida, se relacionaría con figuras tales como Francisco Toledo en ambientes que poco tenían de artísticos y mucho de empresariales. En alguna noche perdida de hace siete años, Ramírez lo diría en voz alta: “No quiero jugar a ser artista. Yo quiero ser artista”.

En la obra de Raúl Ramírez hay un diálogo de dos tradiciones acordes: el modernismo mexicano y cierta estética de las vanguardias europeas del siglo XX, específicamente de la expresionista y la fauvista. Entre las herencias que Ramírez recoge están la espontaneidad del grupo CoBrA y el imperio de tonalidades de Matisse, los colores de Tamayo y las texturas de Toledo.

La primera presentación de la obra pictórica de un lienzo de 4 metros de largo por la altura de 1 metro y medio; donde se representa la dinámica de la lucha libre con elementos culturales desde la máscara, las llaves, también los símbolos de los ángeles, retomando los coloridos de la lucha mexicana de los rudos y técnicos, en el audiovisual de “Lucha Estelar” en una lucha de la Triple AAA en el escenario de la Coleta de San Cristóbal de las Casas, donde para este proyecto realizado fueron: la música para acompañar el cortometraje fue la agrupación de Los Margaros, la producción por producciones Grilla de Lucha Libre en San Cristóbal, promotor Omar Hernández; también el apoyo de Lorena del Paso Bouchez en su apoyo e impulso al arte.

En el cortometraje el artista Raúl Ramírez   menciona que la lucha libre es un deporte que ha sobrevivido el paso del tiempo y que constituye un legado de la cultura popular en el país, y desde su infancia ha estado en diferentes estados de México y también en sus grabados ha representado este deporte y llevado a otros países ya que su mezcla de deporte y secuencias teatrales hacen de la lucha libre mexicana una de las variantes más interesantes del género.