Martes16 de julio de 2024

Tuxtla vibra al compás de la melodía durante la “Muestra Nacional de Danzón”

Con butacas llenas, el Auditorio Belisario Domínguez, ubicado en el Boulevard Ángel Albino Corzo 1800, acogió a quince agrupaciones de baile tanto locales como nacionales.


Por rotativoenlinea.com

24 de junio de 2024 Actualizado a las 00:06:25

Vania Mariela Maldonado González / rotativoenlinea.com  


El pasado 22 de junio a las 11:00 a.m. se llevó a cabo la Muestra Nacional de Danzón, como parte del “Danzonero 2024”, donde distintos colectivos de baile tuvieron la oportunidad de compartir su talento con la población capitalina.

“Estamos muy contentos de presentar nuestras rutinas, es una experiencia muy bonita, admiro el trabajo de todos los maestros que tienen grupos danzoneros en el estado, nosotros somos chiapanecos”, expresó la profesora María Elena Huerta Velasco, quien a sus 85 años de edad continúa demostrando su pasión por el baile.

Con butacas llenas, el Auditorio Belisario Domínguez, ubicado en el Boulevard Ángel Albino Corzo 1800, acogió a quince agrupaciones de baile tanto locales como nacionales, quienes en un ambiente de armonía deslumbraron el escenario.

“El propósito es difundir y dar a conocer una de las expresiones más auténticas de la cultura popular, como es el danzón y el bolero, que además son expresiones hermanas”, señaló María Guadalupe Cruz Gómez, quien amenizó el programa con su conducción.

En México se realizan demostraciones nacionales de danzón aproximadamente una vez al mes, en esta ocasión, la comunidad tuxtleca tuvo el privilegio de disfrutar de este maravilloso baile, quienes, además, antes de finalizar el evento, fueron invitados a subir al escenario y participar de “¿Qué pasó Mariano?”.

“La importancia del evento es unir a todos los grupos y que así crezca el danzón en Chiapas y en Tuxtla Gutiérrez”, indicó el director del grupo de danzón “Bella Época”, Melesio Ramos Pérez.

El evento no solo ofreció entretenimiento, sino que también sirvió para resaltar y fortalecer las tradiciones culturales locales, proporcionando una plataforma para que los bailarines de todas las edades exhibieran su talento y pasión por el danzón.